José Antonio Amorós Pascual

Contenido del colaborador

El Picudo Blanco

Lugar de nacimiento: 
Elche
Fecha de nacimiento: 
2007
Biografía: 

                                                     EL  PICUDO  BLANCO

 El picudo blanco es una revista anual, que patrocina el ayuntamiento de Elche, en una tirada limitada, al principio 1000 ejemplares, luego, con la crisis, la cifra se quedó en la mitad.

Imagen de José Antonio Amorós Pascual

 Larisa García Panova ( Saratov, Rusia 1953)

 

 Corría el año 1937, cuando el gobierno de la república llegó a un acuerdo con diferentes países europeos, para alojar a los niños de la zona republicana en sus respectivos estados. El último país en incorporarse al tratado, fue la Unión Soviética, al que llegaron casi 3000 niños. La idea era que pasaran el tiempo de guerra en esos países y cuando esta finalizase, ser repatriados a España. Eso se cumplió en todos los casos, menos en el soviético, donde el dictador fue claro: “la república me ha entregado unos niños y yo se los devolveré a la república”. Lo que supuso, en la práctica, que casi 3000 niños españoles quedaron “atrapados” en la Unión soviética de Stalin, sin la mínima posibilidad de volver a casa, increíble.

 La primera evacuación se produjo en el puerto de Valencia con destino a Yalta el 26/03/1937 (según fuentes de la fundación Francisco Largo Caballero) , de allí partieron 72 niños,  en su mayoría procedían de la Comunidad valenciana y Madrid, 6 de ellos de Elche (Fuente Centro español de Moscú), en ese mismo barco viajaba Jesús García soriano, natural de Catral (1926); este niño de la guerra nunca más volvió a España, tan sólo lo hizo para encontrarse con su familia en el años 1969.

 Jesús García soriano tuvo tres hijos, que decidieron venir a nuestro país, después de caer el muro y tras unas medidas favorable que aprobó el gobierno, para los niños de la guerra y descendientes, eso ocurría en el año 1994, sus hijos se establecieron en Elche, ya que parte de su familia vivía aquí y en esta ciudad fue donde se casaron y tuvieron familia.

 En la actualidad la hija de este niño de la guerra, Larisa García Panova, sigue viviendo en nuestra ciudad.