Una sentada de los Moros y Cristianos en protesta por la detención del presidente de la Asociación, Miguel Olivares (10 de agosto de 1984)