Candalix a finales del siglo XIX