Pacheco García, Antima

Lugar de nacimiento: 
La Matanza, Orihuela
Fecha de nacimiento: 
15 de enero de 1932
Lugar de muerte: 
Elche
Fecha de muerte: 
14 de julio de 1996
Biografía: 

PACHECO GARCÍA, Antima (La Matanza, Orihuela 15-I-1932 - Elche, 14-VII-1996). Nació el 15 de enero de 1932 en la pedanía oriolana de La Matanza, concretamente en el barrio de las Siete Casas.  Era la mayor de cinco hermanos. De familia muy humilde, su padre se dedicaba al pastoreo y su madre a la elaboración de embutidos y a coser encajes de bolillo. Jamás asistió a la escuela, por lo que fue toda su vida analfabeta. A los nueve años su familia la puso a trabajar como sirvienta interna en casa de una familia  acomodada formada por médicos y farmacéuticos de Orihuela. Allí hacía las labores del hogar y cocinaba. Era tan bajita por entonces que tenía que subirse a una silla para poder llegar a la cocina.  Como anécdota de las condiciones de vida en las que vivía cabría destacar que Antima debía pedir permiso a los dueños de la casa en dónde trabajaba para poder salir e ir visitar a su familia e incluso a su novio. Conoció al que sería su futuro esposo con 15 años, casándose un 29 de mayo de 1955 en la parroquia de la pedanía. Durante el viaje de novios (marcharon en bicicleta a Torrellano, a pasar unos días en casa de una prima) conoció Elche, quedando muy admirada por la ciudad. Fruto del  matrimonio nacieron cuatro hijas, de las cuales tres vieron la luz en La Matanza y la más joven en Elche, en el domicilio familiar de la calle Pablo Picasso, después de que se trasladaran a la capital del Baix Vinalopó, en 1968. En La Matanza ella ayudaba en las faenas del campo mientras su esposo hubo de emigrar a Suiza en busca de trabajo, regresando esporádicamente a Orihuela. Cuando llegan a Elche, su marido Vicente Gil García, encuentra trabajo en la conocida fábrica de sábanas de Mesalina. Mientras ella se dedica a lavar a mano y planchar en diversas viviendas de familias adineradas, trabajo que compagina con faena de mano (Kioba, cómo la llamaba) durante tantas horas que le llegaban a sangrar las manos. Tuvo siete nietos, de los que se sentía muy orgullosa. Padecía de diabetes, lo que la había conducido a la pérdida completa de la visión alrededor de 1988. El 14 de Julio de 1996 encontrándose en su casa de campo de La Matanza comenzó a encontrarse mal y durante su traslado hasta el hospital general de Elche falleció a los 64 años de edad. 

Autora: María del Carmen Peinado Gil

 

 

Archivo fotográfico relacionado: