Ñiguez Vicente, José Antonio "Boria"

Lugar de nacimiento: 
Elche
Fecha de nacimiento: 
30 de septiembre de 1962
Profesión: 
Futbolista del Elche CF
Biografía: 

ÑÍGUEZ VICENTE, José Antonio "Boria" (Elche, 30-IX-1962). Futbolista. Juega sus primeros partidos en el Fontanería Maga, de Campeonatos Locales. Con quince años pasa al Ilicitano juvenil, que entrena Vicente Calsita. Al cumplir la edad, es ascendido a la plantilla del Deportivo Ilicitano, entrenado por Llompart y Bonet. Se trata de un delantero centro valiente, peleón, incansable y con hambre de gol. Iniciada la temporada 81/82 lo llama Felipe Mesones para la primera plantilla del Elche C.F., debutando en Copa frente al Gran Peña, filial del Celta de Vigo. Su primer gol lo marca al Levante, en Valencia. En la temporada 82/83, sufre su primera lesión de importancia en Éibar. Rotura de ligamentos y menisco que supera con enorme esfuerzo. Su gran año es la 83/84 que se corona con el ascenso a Primera División. Es titular indiscutido de una delantera, llamada de los "pitufos", con Anquela, Ruiz, Boria, Sánchez Lorenzo y López Murga. Partido apoteósico en el Nuevo Estadio frente al Bilbao Athlétic. Al finalizar, la afición pasea en hombros a Boria, máximo goleador. Juega en Primera pero el equipo es flojo para la categoría y desciende. Sigue siendo el goleador en las dos siguientes temporadas (85-87). En Coruña, sufre su segunda rotura de ligamentos y vuelve a superarla a base de férrea voluntad y capacidad de sufrimiento. En la 87-88, de nuevo con Mesones, alterna la titularidad con Claudio y Sixto, pero deja de ser indiscutible. El Sevilla ofrece 25 millones por su traspaso, pero al club le parece una cifra baja para un goleador. Aunque tiene un contrato de cinco años, pide la baja al sentirse incómodo por su suplencia. El Elche C.F. se la ofrece y ficha por el Sabadell, en Segunda. Del equipo lanero pasa al Figueras, igualmente en la de Plata. En la temporada 90-91 el Elche C.F. desciende a 2ª B. Es presidente Anselmo Navarro, que fuera su presidente en el D. Ilicitano. Lo llama y Boria regresa al equipo de su pueblo. Está dos temporadas y no logran el retorno. Al final de la 92/93, abandona el Elche C.F. Han sido nueve temporadas, 260 partidos y 64 goles. Ficha por el Cartagena, más tarde el Mensajero canario sería su destino, ambos en 2ª B. Regresa a casa para enrolarse en el Petrelense y Santapola. Con 33 años abandona la práctica del fútbol. Boria, apodo familiar, o el Tigre de Matola, que se le conoce en el vestuario, puede estar satisfecho de su trayectoria profesional. Alcanzó el cenit de sus posibilidades. Se dedica a los negocios y a mimar la vocación futbolística de sus hijos, Aarón, Jhonny y Saúl, con la satisfacción de que los tres sean profesionales de alto nivel, satisfacción doble tras el fichaje de Aarón por el Elche C.F., alcanzando como su padre el ascenso a Primera División.